esenfr

El Laboratorio de Prodestur realizó en 2017 un total de 3.213 análisis

El Laboratorio de Prodestur realizó en 2017 un total de 3.213 análisis

El Laboratorio de Prodestur realizó el año pasado 3.213 análisis de distintos tipos: de agua, de suelos, de fertilizantes, etc. El Centro dependiente de la Diputación, heredero del Consorcio Agropecuario, se ha convertido en una referencia no solo a nivel provincial, pues cuenta con las principales acreditaciones de calidad.
 
El presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, y la diputada de Prodestur, Magdalena Rodríguez, han comparecido hoy ante los medios para hacer balance de este organismo y para desvelar los principales proyectos para 2018.
 
Prodestur controla ya la calidad del agua de 178 núcleos de la provincia (97 municipios, siete entidades locales menores, ocho urbanizaciones y dos polígonos industriales), lo que supone la mitad de su población; y ha empezado también a controlar el agua de las piscinas. El año pasado realizó un total de 117 análisis de distintas piletas de la provincia.
 
El análisis y el asesoramiento es uno de los principales cometidos del Laboratorio, que dispone de cien tipos distintos para cubrir las necesidades analíticas más demandadas actualmente. En 2017 realizó 3.213 análisis, frente a los 3.183 de 2016 y los 2.907 de 2015. 
 
El Laboratorio de Prodestur es una referencia en ese tipo de trabajos, gracias a las acreditaciones con que cuenta, tanto del ENAC, como del Bureau Veritas, pues dispone el ISO 9001:2000.
 
Situado en la carretera Riaza, junto a la residencia de Juan Pablo II, el recinto que le alberga está experimentado una sensible mejora. Junto a la adecuación del acceso y la ordenación de los aparcamientos, se están acometiendo importantes obras en el interior de su inmueble.
 
En 2018, el Laboratorio continuará analizando las fuentes de la provincia y completará la segunda parte del gran proyecto iniciado hace dos años. Ya catalogó un centenar de fuentes de la zona sur de Segovia, y ahora está acabando el trabajo en Tierra de Pinares, donde existen importantes complejos de lagunas (Cantalejo, Lastras de Cuéllar o Coca-Villeguillo).
 
Su modelo de gestión del agua potable ha traspasado fronteras y se va a implementar durante este nuevo año en la provincia de Palencia.
 
En este nuevo curso, el Laboratorio espera culminar el trabajo necesario para el informe justificativo de la Marca de Garantía del Garbanzo de Valseca, siguiendo el modelo ya desarrollado para el ajo de Vallelado o el judión de La Granja. De las siete fases en que se dividió el proyecto, tres están completadas: delimitación del ámbito territorial, estudio de referencias históricas y caracterización de las prácticas productivas; mientras que las cuatro restantes están en marcha: caracterización del garbanzo de Valseca y diferenciación, carácter diferencial de la marca dentro del mercado y estudio económico, estadísticas de producción e informe final.
 
El Laboratorio pretende con el nuevo año impulsar nuevos convenios: con la Asociación para la Protección Fitosanitaria (ASOPROFIT) y con diversas universidades para la realización de prácticas. Con el primero, persigue buscar soluciones a nuevas enfermedades emergentes en los cultivos de zanahoria, cebolla y puerro, que están ocasionando pérdidas del 30% de la producción y en el caso del puerro alcanzan en muchos casos el cien por cien. Alumnos de la UVA y del IES Ezequiel González han realizado ya prácticas en sus dependencias, a los que se sumarán próximamente estudiantes de la UNED. 
 
Por último, en 2018 el Laboratorio realizará un estudio de mercado del sector hortícola de la provincia y su entorno; ampliará el alcance de la acreditación en aguas de consumo; elaborará un plan de apoyo a municipios y organizará una jornadas sobre autocontrol y gestión del agua de consumo humano; y abrirá una línea de ayuda para empresas y agricultores de Segovia para que analicen sus suelos.