esenfr

Belén en la Diputación de Segovia

Belén en la Diputación de Segovia

Pocos segovianos hay en la provincia que, al menos una vez en su vida, no hayan visto el Belén que cada año se instala en el Patio de Columnas del Palacio Provincial y que esta mañana era abierto al público hasta el próximo día 7 de enero. El de la Diputación es uno de los Belenes más visitados cada año en la provincia y sigue atrayendo, tanto a familias, como a grupos de alumnos de los centros educativos de Segovia, que se acercan a la Diputación para conocer una tradición que, además, es una buena muestra de trabajo en equipo.

Y es que, durante cerca de quince días, alrededor de seis personas han trabajado para que la instalación, que combina edificaciones hechas a mano, como el castillo de Herodes −inspirado en el de Pedraza−, con elementos propios de la naturaleza, como arbolillos, piedras o arena, siga la misma línea que en Navidades anteriores, pero, al mismo tiempo, presente novedades.

En esta ocasión, y sin olvidar que el agua siempre es un elemento muy presente en el Nacimiento de la Diputación, la principal novedad que presenta el mismo es la recreación de una cascada que cae a ese río siempre imprescindible en los paisajes de pastores y lavanderas.  Unos pastores y unas lavanderas que, en el Belén de la Diputación de Segovia, forman parte del cerca de centenar de figuras que lo componen y que, habiendo sido fabricadas en Cataluña, proceden del antiguo Hospicio −actual sede de la IE University en Segovia−, aportando un gran valor patrimonial.

Desde hace años, el Servicio de Arquitectura de la Diputación, que se encarga cada invierno de reparar o adaptar aquellas piezas que forman parte del Belén y que necesitan ser reajustadas, ha tratado de ir adecuando al tamaño de las figuras las distintas edificaciones construidas, guardando mejor la proporción de unas y otras y dotando de un aspecto más real a la recreación, que, como otras veces, ocupa el centro del patio, abarcando una superficie de setenta metros cuadrados en los que, además, permanece muy presente el recuerdo a la Tierra de Pinares.

Con el fin de que niños y mayores, solos o en grupo, puedan conocer todos esos matices que caracterizan al Belén de la Diputación y descubrir sus diferentes recovecos, el Palacio Provincial abrirá sus puertas durante las próximas semanas de lunes a viernes de 9:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 21:00 horas y los fines de semana y festivos de 12:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 21:00 horas.