esenfr

La Real Fábrica de Cristales aspira a ser un “centro cultural abierto”

La Real Fábrica de Cristales aspira a ser un “centro cultural abierto”

Con la mente puesta ya en el próximo año, llegan aires renovados a la Real Fábrica de Cristales de La Granja, cuya nueva dirección presentó ayer el Plan de Actuación 2019/2022, que pretende convertir la institución en un “centro cultural abierto”, un espacio del vidrio de referencia internacional. El patronato de la Fundación Centro Nacional del Vidrio(CNV), bajo la presidencia de Andrés Ortega, dio a conocer ayer un proyecto de actuaciones para los próximos tres años, comandado por el nuevo director, Javier Ramos Guallart,  cuyo objetivo es poner en uso y rentabilizar todos los espacios e instalaciones de la Real Fábrica de Cristales y elevar aún más su prestigio.

El plan está diseñado para abordar tres cuestiones clave en el futuro de la Real Fábrica: posicionamiento y consolidación de las marcas ‘Cristal de La Granja’ y ‘Real Fábrica de Cristales’, diversificación e impulso de las fuentes de ingresos e integración y reconocimiento social de la Real Fábrica de Cristales como centro internacional de actividades de investigación, formativas y culturales.

Para el cumplimiento de esos objetivos, se trabajará en 24 líneas o programas de actuación agrupados en ocho ejes estratégicos. Así, se quiere dinamizar social y culturalmente la Real Fábrica, con la diversificación de las actividades empresariales, lúdicas y culturales. Asimismo, se dará un impulso de calidad de la producción, la mejora de la comercialización y nuevos diseños asociados a la marca, con el refuerzo del conocimiento de las técnicas tradicionales, producción de series limitadas y la cuidadosa selección de los puntos de venta.

En relación al Museo del centro, se reorganizará con nuevas exposiciones temporales y con una selectiva muestra de los fondos del mismo. Todo ello se dará a conocer con la renovación de los recursos publicitarios, incorporando una activa presencia en redes sociales mediante campañas de marketing selectivo.

Se crearán sinergias mediante acuerdos con las empresas del entorno, en colaboración con las fábricas  de vidrio y en todo el mundo, y está previsto participar en los programas de desarrollo de la Comunidad Europea, especialmente relacionados con la cultura, la formación y el empleo.

En relación al plan económico con el que se financiarán todas las actuaciones previstas, el nuevo director Javier Ramos explicó que se maneja un presupuesto para los próximos tres años de unos dos millones de euros, aunque no concretó partidas ni inversiones. “Espero contagiar mi entusiasmo por este proyecto a las administraciones, sobre todo a una especie de consejo de patrocinadores, que hay que crear, donde se sientan implicados en un futuro que no solo afecta a La Granja, sino a todo el país, y también es marca España”, señaló, apuntando que el plan “significa hacer inversiones de entidades, administraciones o empresas que crean en este proyecto y quieran invertir”. Una de las primeras iniciativas que se acometerá en el edificio será la construcción de una cafetería y un restaurante, cuya gestión podría interesar a numerosas empresas.

Una inversión inicial permitirá la adecuación de espacios e instalaciones obsoletas, acondicionamiento de la residencia, reestructuración del museo, creación de nuevos espacios para la formación y proveer temporalmente a la Real Fábrica de Cristales del equipo técnico de apoyo a la dirección, especializado y altamente cualificado, para abordar, de forma coordinada y ágil las necesidades concretas de los diferentes programas a emprender y que inciden de manera transversal en todas las actividades propuestas. Para ello se plantea que los departamentos de la Real Fábrica se organicen en cuatro áreas interrelacionadas: producción y comercialización; formación y cultura; patrimonio, museo y exposiciones, y servicios generales y administración.