esenfr

La tradición navideña insufla vida al vidrio

La tradición navideña insufla vida al vidrio

La tienda del Museo Tecnológico del Vidrio de la Real Fábrica de Cristales de La Granja muestra hasta el 5 de enero una serie de piezas que «ilustran y decoran las mesas para las celebraciones navideñas», explica la directora del centro museístico, Paloma Pastor, quien destaca que son «piezas cien por cien artesanales, gracias a la destreza de sus maestros y la calidad del cristal de La Granja para convertir un lujo real en regalos al alcance de todos los bolsillos». Este año se han ampliado el número de metros cuadrados dedicado a la tienda.

La fama internacional del cristal de La Granja tiene muchas formas: cristalerías; copas y vasos; licoreras y decantadores; bomboneras o floreros. Además, en cada uno de estos apartados, hay diferentes modelos y tamaños. En las diferentes mesas de este navideño espacio se proponen ideas para regalar, como juegos de vasos de agua o de whisky, delicadas jarritas o decantadores que recuerdan a los elementos de los laboratorios de química. «Abunda el cristal biotrasparente con el que nos identificamos más por la calidad y la pureza del cristal y, por supuesto, los azules con el cobalto que son tan llamativos y tan agradables de combinar en las mesas con otras piezas de cristal trasparente»,señala Pastor. También se pueden encontrar algunas piezas de cristal de colores suaves como rosa, verde y amarillo. Todas las piezas están hechas a mano, sin máquinas, en los hornos de la Real Fábrica de Cristales siguiendo modelos antiguos pero también otros que son «más un guiño a piezas más modernas», como una jarra alta con un asa.