esenfr

El Alcázar reabre sus puertas el lunes 15 de junio

El Alcázar reabre sus puertas el lunes 15 de junio

El Patronato elabora un plan de contingencia para garantizar la salud de trabajadores y visitantes. Con motivo de la reapertura, se aplicará un descuento en las tarifas, vigentes hasta el 31 de agosto. El uso de mascarilla será obligatorio.

Después de tres meses cerrado al público como medida de prevención de la epidemia del coronavirus SARS-CoV-2, el Alcázar de Segovia volverá a abrir sus puertas al público el próximo lunes 15 de junio.

Así lo ha anunciado hoy, en un comunicado, el Patronato del Alcázar, que ha elaborado un plan de contingencia que establece una serie de procedimientos de carácter higiénico-sanitario, cuyo principal objetivo es garantizar la salud tanto de los visitantes y trabajadores como del resto de personas que concurren en sus dependencias.

Este plan se ajusta a los requisitos legales vigentes para cada fase del proceso de transición hacia la nueva normalidad y será modificado si, en el futuro, estas normas varían.

En cuanto al control de aforos, para dar cumplimiento a las limitaciones de concurrencia en el interior de museos y monumentos, el Alcázar empleará herramientas informáticas específicas integradas en su software de gestión. El control del número de personas que visiten la fortaleza simultáneamente se llevará a cabo mediante la venta de entradas por tramo horario: los grupos deberán adquirir sus entradas por adelantado, a través de la página web oficialentradas.alcazardesegovia.com. De esta manera, la venta en las taquillas queda reservada exclusivamente a las visitas individuales.

También se contempla el empleo de equipos de protección individual tanto por los trabajadores como por los visitantes. El uso de mascarilla será obligatorio en todo el recinto del Alcázar, incluida la zona de acceso al aire libre, para todas las personas mayores de seis años.

Entre otras medidas de este plan, el Patronato ha instalado mamparas protectoras en los puestos de atención al público.Por otro lado, para el control de la distancia interpersonal se han señalizado las distancias de seguridad en zonas de espera. También se controlará el aforo de cada una de las salas y se reforzará la vigilancia física en el interior del museo.

Además, podrán establecerse controles de temperatura corporal en el acceso al recinto. Otra de las medidas es la reducción del contacto físico interpersonal, con la implementación de folletos en versión digital y validación de entradas sin contacto. Aunque se seguirá admitiendo el efectivo como medio de pago, se recomienda el pago con tarjeta.

También se han reforzado los procedimientos de limpieza y desinfección. De esta manera, se realizará la desinfección constante de los puntos más susceptibles de ser foco de contagio (aseos, mostradores, asientos, barandillas y pasamanos, dispositivos electrónicos de venta, datáfonos…). Además se pondrá en marcha un plan general de desinfección para zonas comunes y estancias, empleando en cada caso productos homologados a la par que respetuosos con los bienes patrimoniales que se custodian en la fortaleza. Otra de las intervenciones es la instalación de alfombrillas desinfectantes y de dispensadores de gel hidroalcohólico para el uso por parte de los visitantes y del personal. Por otra parte, se llevará a cabo la desinfección continuada de los aparatos de audioguías y de sistemas de fonía para grupos, una vez que la normativa vigente permita de nuevo el uso de estos dispositivos y la realización de visitas grupales. En esta misma línea, también se realizará la desinfección mediante ozono de uniformes de los trabajadores y demás elementos textiles de uso personal.

El plan incluye medidas específicas para el tránsito de visitantes por la torre de Juan II, para evitar que los visitantes que suben se crucen en el interior de la torre con los que bajan. Para asegurar el mantenimiento de la distancia interpersonal de seguridad, las visitas a la torre, que darán inicio en el Patio de Armas, se realizarán a las horas preasignadas en el momento de adquirir las entradas. Los espacios de la fortaleza abiertos a la visita pública no se verán alterados por la aplicación del plan de contingencia.

Tarifas promocionales. Con motivo de la reapertura, el Patronato del Alcázar ha aprobado una reducción en el precio de las entradas al monumento: la entrada general al Palacio y Museo del Real Colegio de Artillería, cuyo precio era de 5,5 euros, pasará a costar 3,5 euros; la entrada para grupos pasará a costar 2 euros. Estas tarifas promocionales estarán en vigor hasta el 31 de agosto de 2020. El Alcázar de Segovia mantendrá su horario habitual de apertura gratuita para ciudadanos de la Unión Europea que visiten el Alcázar de forma individual y adquieran la entrada al Palacio y Museo del Real Colegio de Artillería en las taquillas del Alcázar, todos los martes no festivos de 14:00 a 16:00 horas.

La reapertura de monumentos y espacios culturales en un ciudad como Segovia, en la que el patrimonio histórico-artístico y el turismo cultural tienen gran peso, “es un factor importante para la recuperación de la normalidad. La promoción de acciones encaminadas a fomentar el conocimiento del Alcázar entre los segovianos siempre ha constituido un objetivo importante para el Patronato”, indica el organismo. En este sentido, la entrada para los residentes en Segovia y su provincia mantendrá el precio especial de 1 euro tras la reapertura. “Hasta que se levanten las restricciones a la movilidad -añade el organismo- los residentes en la provincia de Segovia dispondrán de una ocasión excepcional para visitar el Alcázar prácticamente en exclusiva, como nunca antes han podido hacerlo”.

Fuente: El Día de Segovia

Alcázar